sábado, 2 de enero de 2010

Bienvenido 2010 ... ssshhhhhh

No se si notaron, pero el 1ero de enero es el día mas silencioso del año. El motivo es obvio: se quedaron todos hasta tan tarde recibiendo el año nuevo que a la mañana del primer día hasta los pajaros están durmiendo.

El silencio del 1ero de enero no se compara con el de ningún otro feriado. Es claro que en lugares residenciales o no tan metrópolis como Bs As esto debe ser algo de todos los días. Pero para los bichos de ciudad, como yo, son contadas las veces que disfrutamos de un silencio tan agudo en medio de la ciudad. No ruido de motores, no sirenas, no gente caminando, hablando. Ni siquiera pajaros.

A la mañana temprano, me fui a la casa de mis papas. Tuve suerte y el colectivo llego rápido y mas rápido hizo el camino. No había autos en la calle. Cuando llegue a mi parada, empezó a garuar, eran gotas muy finas pero contundentes ... era increíble el olor a lluvia, a "tierra mojada" a pesar del asfalto y era tal el silencio que reinaba que se podía escuchar muy suavecito el ruido de las gotas cayendo sobre la copa de los arboles.

Mientras caminaba bajo la lluvia y contemplaba este fenómeno silencioso no pude evitar sonreír y sentirme muy bien.

Los ruidos conocidos arrancaron tipo 5 de la tarde, los Kioscos y algunos locales empezaron a abrir, la gente a salir de sus casas... los pajaros al fin se despertaron y lamentablemente los autos y colectivos prendieron sus ruidos...

Fue, sin duda, una excelente manera de empezar el año. Espero que para uds haya sido igual.

1 comentario:

untalgregorio dijo...

Mechis, la magia del silencio te ha inundado,
Yo me desperté temprano y emprendí la imposible tarea de comprar bananas para mi desayuno, y i todo ese silêncio de primero de enero la única diferencia es que habia un sol de rajar la tierra, o el asfalto.
Bienvenida a mi otro lado, que la va de poesis, solamente, y algo de prosa,

un muy feliz año,